II. Comportamiento de las exportaciones e importaciones

a) Exportaciones

Entre los años 1990 y 2000 las exportaciones argentinas aumentaron alrededor de 110% tanto a precios constantes como a precios corrientes. En el cuadro 1 puede observarse la evolución de los valores exportados. Para la serie a precios constantes se estimó una línea de tendencia que arrojó una tasa de crecimiento interanual de 10,4% mientras que la tasa promedio verificada fue de 8%.

Resulta interesante comparar las cifras de crecimiento de las exportaciones domésticas con respecto a las mundiales para el período 1990-1999, que es el lapso para el cual se posee información de la Organización Mundial del Comercio. De acuerdo con la misma, mientras las exportaciones mundiales crecieron a una tasa promedio de 5,8% durante 1991-1999 y 63,4% entre puntas (1999-1990) las exportaciones argentinas lo hicieron 7,9% en promedio y 86,6% entre extremos.

En el gráfico 4, que describe la evolución de las exportaciones a precios constantes, puede observarse que existen cuatro etapas distintivas en dicha evolución: la primera que comienza en 1990 y dura hasta 1992 y se caracteriza por una tasa de crecimiento nula, una segunda etapa que corre de 1993 a 1995 donde la tasa de crecimiento es positiva y las ventas externas se aceleran, la tercera que va de 1996 a 1998 donde la tasa de crecimiento es positiva pero la aceleración es nula y, finalmente la cuarta (1999-2000) donde la tasa de crecimiento es nuevamente nula.

En el gráfico 5 puede examinarse un comportamiento bien marcado para el índice de precios de exportaciones. Aumentó continuamente desde el año 1990 (con excepción de 1991) hasta 1996, momento en el cual la tendencia se revierte y cae hasta el año 1999, para posteriormente recuperarse durante el año 2000. La primera etapa (1990-1996) se explica por los altos precios en general de los cereales, oleaginosas y aceites vegetales como así también de los metales, tendencia que se quiebra durante el año 1997 como consecuencia de la crisis en el sudeste asiático y Rusia posteriormente. En 2000, el índice revierte la tendencia negativa por causa principalmente del crecimiento del precio del petróleo (3). El efecto de los precios sobre los valores exportados se aprecia en 1999, año en el cual las cantidades exportadas se mantienen prácticamente sin cambios en tanto que la caída de precios impactó directamente sobre los valores exportados.

 

(3) El aumento del precio del petróleo se debió a la decisión que tomó la OPEP, organización que reúne a los mayores exportadores mundiales del mineral, de recortar las cuotas de producción de los países miembros.

Volver