Conservación

La Conservación de bienes culturales son las acciones indirectas que se realizan con el fin de preservar un objeto. Para ello es necesario determinar cuáles son los factores externos al mismo que inciden en su deterioro, para evitarlo o detenerlo.

Por ejemplo podemos hablar de condiciones medioambientales o acciones producidas por el hombre. Las primeras serían tratar de lograr que el ambiente que las contenga, sea el adecuado en temperatura, humedad relativa, iluminación correcta, control de plagas, etc. y las segundas, pueden diferenciarse en involuntarias o intencionales. Las involuntarias normalmente se producen por desconocimiento, por ej. mala manipulación, limpieza o guarda inadecuada. En cuanto a las intencionales, se consideran, el robo, el vandalismo y la negligencia.